Pagos recurrentes: Características, diferencias y cómo utilizarlos

<span id=hs_cos_wrapper_name class=hs_cos_wrapper hs_cos_wrapper_meta_field hs_cos_wrapper_type_text style= data-hs-cos-general-type=meta_field data-hs-cos-type=text Pagos recurrentes: Características, diferencias y cómo utilizarlos

Tabla de Contenido:

 

 

En los últimos años, gracias a los avances tecnológicos que han permitido agilizar los procesos en distintos sectores, se ha vuelto crucial que las empresas y prestadores de servicios se enfoquen en ofrecer eficiencia y simplicidad a sus clientes, sobre todo, al momento de pagar.

Por lo anterior, los pagos recurrentes se han destacado como una solución que permite hacer más eficiente y óptima la experiencia de adquirir un servicio, tanto para quien lo provee, como para quien lo recibe. 

En este artículo, explicaremos todo lo referente a los pagos recurrentes, desde qué son y cuáles son los beneficios de adoptarlos, hasta cómo se utilizan y la manera en que pueden transformar la gestión de ingresos en tu empresa, así como la forma de implementarlos con ayuda de una plataforma tecnológica.

 

 

¿Qué son los pagos recurrentes? 

Los pagos recurrentes son herramientas o sistemas automatizados que permiten realizar transacciones periódicamente —usualmente mensual, trimestral o anual— sin necesidad de intervenciones manuales. De esta manera, las empresas mantienen un proceso eficiente de cobro, liberando tiempo para invertir en otros tipos de mejoras.

Estas herramientas son muy usuales en empresas que ofrecen membresías, uso de softwares, streaming, entre otros. Esto se debe a que el pago periódico de dichos servicios puede ser un concepto difícil de recordar para sus clientes. En este sentido, los pagos recurrentes permiten optimizar los cobros, simplificando la vida de los clientes y al mismo tiempo garantizando a los proveedores la recaudación de su dinero.

 

Contexto de los pagos recurrentes en el entorno digital 

Los pagos recurrentes son posibles gracias al entorno digital que sigue ganando fuerza en el sector financiero. Según cifras del portal Statista, en 2022, más de 4,100 millones de personas utilizaban algún tipo de servicio de pago digital y se prevé que esta cifra siga en aumento durante los próximos años, hasta situarse en los 5,500 millones para 2027.

Asimismo, el Banco Mundial ha reportado que en la actualidad dos terceras partes de los adultos de todo el mundo realizan o reciben pagos digitales, lo que demuestra las posibilidades que existen para las empresas, ya que pueden optar por ofrecer un sistema de pago optimizado y ágil ―como los pagos recurrentes―, que permita a los clientes pagar por sus servicios de manera periódica, lo que se traduce en una mejor experiencia de compra. 

 

Características de los pagos recurrentes 

Como ya vimos, los pagos recurrentes se han convertido en una herramienta financiera crucial para las empresas prestadoras de servicios. Ahora bien, este tipo de pagos tienen características únicas que facilitan la gestión financiera, tales como:

 

Automatización:

La característica principal de este tipo de pagos es la automatización. Gracias a ella, se eliminan las tareas manuales con lo que se ahorra tiempo y se reducen los errores humanos. 

Constancia:

Los pagos recurrentes garantizan un flujo de ingresos constante gracias a su periodicidad.

Predictibilidad:

Estos pagos se pueden predecir, ya que quedan programados, lo que reduce el estrés.

Flexibilidad:

Aunque los pagos recurrentes se programan de manera automática, estos se pueden adaptar a las necesidades específicas de tus clientes y de tu empresa, por lo que puedes elegir la periodicidad con la que se ejecutan.

Seguridad:

Los pagos recurrentes son completamente seguros y a través de ellos puedes garantizar la protección de la información financiera sensible de tus clientes. Esto te permite construir y mantener la confianza en tu empresa. 

 

Beneficios de adoptar un sistema de pagos recurrentes 

La adopción de un sistema de pagos recurrentes se ha convertido en una estrategia empresarial esencial en la era moderna. Al implementar esta práctica, las empresas pueden aprovechar una serie de beneficios que van más allá de la simple automatización de los cobros. Algunos de ellos son:

 

Ingresos regulares 

Este tipo de pagos establecen una estructura financiera más estable al garantizar ingresos regulares y predecibles. Esto proporciona a las empresas una base sólida para la planificación estratégica y la toma de decisiones informadas, ya que pueden anticipar y gestionar sus flujos de efectivo.

 

Menor riesgo de impago

Gracias a la autorización y automatización en los pagos recurrentes, se reduce el riesgo por impago, lo que se traduce en menos estrés y en mayores oportunidades de crecimiento.

 

Reducción de costos y recursos 

La automatización de los procesos de facturación asociados con los pagos recurrentes permite ahorrar tiempo y reducir significativamente los costos operativos. Menos recursos dedicados a tareas manuales permite que la empresa se enfoque en áreas más estratégicas, como el crecimiento y la mejora de la experiencia del cliente.

 

Mejor experiencia de compra 

Ofrecer un sistema de pagos recurrentes también mejora la experiencia de los clientes, pues simplifica el proceso de pago, reduce la fricción y contribuye a una relación más positiva y duradera. 

 

Eficiencia operativa 

La automatización inherente a los pagos recurrentes aumenta la eficiencia operativa al eliminar la necesidad de intervención manual en cada transacción. Esto no solo reduce la posibilidad de errores humanos, sino que también agiliza los procesos internos.

 

Retención y fidelización de clientes 

Según datos de Forbes, el 74% de los consumidores realiza compras en función de su experiencia de compra y para el 77%, esta experiencia es tan importante como la calidad del producto o servicio. Por ello, los clientes que experimentan comodidad y valor en los pagos recurrentes son más propensos a permanecer fieles a la marca a largo plazo.

 

Diferencias entre pagos recurrentes y pagos únicos 

La distinción entre los pagos recurrentes y los únicos va más allá de la simple frecuencia de las transacciones. A continuación, hablaremos de las diferencias clave entre estas dos modalidades de cobro y cómo cada una impacta en la gestión financiera y la experiencia de los clientes:

 

Frecuencia de transacciones:

La principal diferencia entre estos dos modelos de pago es la periodicidad de las transacciones. Los pagos recurrentes establecen ciclos regulares de cobro, mientras que los pagos únicos son transacciones independientes y fijas.

Estabilidad:

Los pagos recurrentes proporcionan estabilidad financiera al asegurar un flujo constante de ingresos. Los pagos únicos pueden generar picos y valles en los ingresos, lo que dificulta la previsión.

Relación con clientes:

Los pagos únicos son transacciones puntuales, por lo que no permiten mantener una relación constante con los clientes. Por el contrario, los pagos recurrentes implican compromisos sostenidos a través de suscripciones o periodicidad en el cobro, lo que también mejora su experiencia de compra y mantiene la relación por más tiempo.

Flexibilidad y adaptabilidad:

Los pagos recurrentes ofrecen flexibilidad para adaptar el modelo de negocio a través de planes de suscripción y facturación recurrente, mientras que los pagos únicos limitan la adaptabilidad, al ser una sola transacción.

 

¿Cómo utilizar pagos recurrentes de manera efectiva? 

Según datos de la Encuesta Nacional de Financiamiento de las Empresas (ENAFIN) de 2021, 70% de las empresas utiliza el efectivo como medio de pago; sin embargo, el uso de páginas de internet y aplicaciones móviles para realizar pagos se extendió a 53% y a 21% de las empresas, respectivamente.

Las cifras anteriores demuestran las posibilidades que existen hoy en día para la implementación de pagos recurrentes en la venta de números servicios, tales como seguros, educación, bienes raíces, paquetes funerarios, por mencionar solo algunos. Por ello, es importante conocer de qué manera se pueden utilizar este tipo de pagos en las diferentes empresas para simplificar la gestión financiera y establecer las bases para un crecimiento sostenible:

 

Análisis de situaciones en las que es conveniente utilizar pagos recurrentes 

Antes de implementar un sistema de pagos recurrentes, es necesario analizar si tu modelo de negocio lo permite y si es conveniente para tus necesidades. Piensa en qué beneficios le darás a tus clientes y si te ayudará a gestionar de una mejor manera tus ingresos.

 

Comunicación transparente con los clientes 

La transparencia es clave en la implementación de pagos recurrentes. Informa a tus clientes sobre la transición a este modelo, destacando los beneficios, la comodidad y cualquier incentivo adicional que puedas ofrecerles. 

 

Selección de una plataforma adecuada

Para adoptar un buen modelo de pagos recurrentes, es crucial elegir la plataforma adecuada. Por ello, te recomendamos buscar una solución que se alinee con las necesidades específicas de tu negocio y que ofrezca la flexibilidad y personalización requerida. 

 

Configuración de planes de facturación 

Una vez seleccionada la plataforma, la siguiente tarea es la configuración de planes de facturación efectivos. Define claramente los ciclos de facturación, establece precios competitivos y adapta los planes a las expectativas y necesidades de tus clientes.

 

Seguimiento 

Es esencial realizar un seguimiento constante y gestionar la plataforma de manera continua. Monitoriza la satisfacción del cliente, realiza ajustes según sea necesario y permanece atento a las tendencias del mercado para asegurarte de que tu enfoque de pagos recurrentes esté siempre optimizado y sea seguro para tus clientes.

 

Evaluación de resultados 

Finalmente, es necesario que analices regularmente los resultados, desde la tasa de retención de clientes hasta el impacto en los flujos de efectivo. Solo de esta manera podrás ver si el modelo funciona y si las decisiones que tomaste en términos de plataforma y configuración de facturación fueron las adecuadas.

 

Aspectos que debes considerar para elegir una plataforma de pagos recurrentes 

La elección de la plataforma de pagos recurrentes adecuada es crucial para el éxito de tu estrategia financiera. Según datos del Censo Económico de 2019, en México, el 35% de las empresas con hasta 10 personas y el 44% de las organizaciones con hasta 50 empleados recurren a sistemas contables o plataformas externas como los principales mecanismos de control de sus gastos e ingresos, lo que demuestra la importancia de estas herramientas para las pequeñas y medianas empresas.

En este sentido, existen diversas opciones en el mercado, pero seleccionar la plataforma que se alinee perfectamente con las necesidades de tu negocio es esencial. Para ello, algunos de los aspectos clave que debes considerar son:

 

Seguridad:

La seguridad de los datos financieros es de suma importancia. Asegúrate de que la plataforma cumpla con los estándares de seguridad y regulaciones pertinentes. 

Integración y escalabilidad:

La capacidad de integrar la plataforma de pagos recurrentes con otros sistemas existentes en tu empresa es crucial. Además, es importante que sea capaz de crecer y adaptarse a medida que tu negocio se expanda, sin comprometer la eficiencia operativa.

Experiencia del usuario:

La interfaz de usuario de la plataforma debe ser intuitiva y fácil de usar tanto para tu equipo como para tus clientes.

Compatibilidad:

Asegúrate de que la plataforma sea compatible con una variedad de métodos de pago. 

Personalización:

Cada empresa tiene necesidades únicas. Por ello, la plataforma debe tener la capacidad de personalizar desde el diseño y la información, hasta los planes de facturación y los ciclos de pagos.

Soporte técnico:

Asegúrate de que la plataforma ofrezca un equipo de soporte accesible y experto. Además, considera las políticas de mantenimiento y actualización para garantizar un servicio continuo y eficiente.

Evaluaciones:

Las opiniones y evaluaciones de otros usuarios pueden proporcionar información valiosa sobre la confiabilidad, la eficacia y las posibles áreas de mejora de la plataforma.

 

Ejemplo de plataforma de pagos recurrentes 

Toku es una plataforma especialmente diseñada para empresas que tienen pagos recurrentes, como aseguradoras, empresas de crédito, servicios de telecomunicaciones y escuelas, etc. Esta herramienta les permite aumentar su recaudación, al menor costo y con la mejor experiencia de pago para sus clientes.

 

Entre los beneficios que ofrece destacan:

Captación en la venta: Permite a los clientes pagar al instante de contratar servicios.

Facilidad de uso: Su plataforma es intuitiva y fácil de usar.

Personalización: Permite que las empresas incluyan su logotipo, colores e información dentro de la sección de pagos.

Favorece la comunicación con clientes: A través de su módulo de mensajería, las empresas pueden contactar a sus clientes vía mail, sms o WhatsApp.

Seguridad: Ofrece el más alto estándar de seguridad con la certificación PCI Compliance Nivel 1.

 


Desarrollamos este contenido con información del sitio de estadísticas Statista, el Banco Mundial y reportes oficiales del INEGI.

 

← Volver al Blog
icono suscripcion al blog

Recibe nuestras últimas novedades por email

Recomendados

Pagos recurrentes: Características, diferencias y cómo utilizarlos

Recaudación

Pagos recurrentes: Características, diferencias y cómo utilizarlos

¡Conoce todo lo relacionado con los Pagos Recurrentes! Su Funcionamiento, Ventajas de uso y Cómo pue...

avatar de Toku

22 marzo, 2024

Pagos en línea: Herramientas para empresas y negocios

Tendencias

Pagos en línea: Herramientas para empresas y negocios

Conoce cómo funcionan los Pagos en Línea, su Importancia en el Sector del Comercio Electrónico y Cóm...

avatar de Toku

22 marzo, 2024

¿Qué son las Normas de Información Financiera (NIF) y cuál es su importancia?

Tendencias

¿Qué son las Normas de Información Financiera (NIF) y cuál es su importancia?

Descubre qué son las NIF en México: su importancia, estructura, clasificación y su rol clave en la i...

avatar de Toku

22 marzo, 2024